Compromiso

- En armonía con la naturaleza -

Sustentabilidad


Viña Arboleda fue una de las primeras viñas del país en ser certificadas según el Código Nacional de Sustentabilidad de Chile, que garantiza una producción amigable con el medio ambiente, la responsabilidad social hacia las comunidades cercanas y viabilidad económica.

Arboleda se ha comprometido a conservar la biodiversidad del Valle de Aconcagua y, como tal, más de 1.450 hectáreas de bosque nativo se han mantenido vírgenes para proteger los corredores naturales que constituyen un verdadero hábitat para la flora y fauna. Adicionalmente, se conserva agua en un reservorio cuya extensión supera las 14 hectáreas.

sustentability
nature-3

Los animales silvestres coexisten con el viñedo.

nature-4

Las quebradas hacen la función de corredores naturales de vida vegetal en el valle y ayudan a minimizar la erosión del suelo causada por las lluvias.

nature-5

El reservoir de 800.000 m3 de agua aportada por el río Aconcagua es un lugar de descanso para aves migratorias, incluyendo la tagua gigante, el picurio y la garza de cuello blanco, que son difíciles de encontrar en otros humedales.

nature-6

El bosque nativo incluye especies como Quillay, Boldo, Peumo, Litre, Tevo y Molle, arbustos esclerófilos y cactus.

viticulture

Viticultura

El equipo enológico y vitícola de Viña Arboleda está comprometido con intervenir el mínimo posible al medio ambiente, permitiendo que las vides den frutos con la más pura expresión de las características intrínsecas del terroir.

Para producir los excepcionales vinos de Arboleda, el equipo sigue muy de cerca la evolución de las vides y de la fruta a lo largo de toda la temporada. Esto con el fin de entender el terroir y tomar decisiones adecuadas, especialmente durante el período de la vendimia, lo cual es clave para la salud y los análisis de las uvas. El trabajo meticuloso es fundamental para cosechar cada lote en el momento preciso, evitando la degradación de las pieles, y para obtener vinos de alcohol moderado y buen nivel de acidez. Después de la cosecha, el equipo selecciona de manera muy cuidadosa las uvas y emplea para cada lote procesos de vinificación específicos con las últimas tecnologías, siempre enfocándose en mantener las especiales características de las uvas en cada vino.